miércoles, 27 de mayo de 2015

Por qué escribo.

No escribo para ganar dinero, ser famoso o alcanzar la inmortalidad...

Escribo en busca del conocimiento y, sobre todo, de la emoción.

Emoción que se siente cuando lees a un filólogo como Luis Cuesta Gordillo hablar de la presentación de los "Cuentos de los viernes" del otro día, de su tío, Miguel Ángel Andés (mi amigo de hace más de 20 años en las tertulias bohemias de las Cuevas de Sésamo, fallecido demasiado pronto, y que convertí en personaje de mi última novela, "Las mentiras inexactas"), en definitiva de la amistad y el amor, y siempre de la literatura.

http://amarneciendo.blogspot.com.es/…/05/justo-sotelo-ii.ht… 

La foto es de Be Bartleby.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada