martes, 19 de junio de 2018

Entrevista en la radio a Almudena Mestre sobre el ensayo que ha escrito de mi obra literaria.

Fue en "La colmena" de Radio Castilla La Mancha, programa dirigido por la periodista Vega Hernández, dentro del "Rincón de Jante" de Johana Roldán, y a mí me parece una pequeña clase sobre literatura, posmodernidad, arte y esas cosas tan divertidas de ser personaje y escritor a la vez. 

Todo ello a partir del minuto 32.20:

(La foto es en la última Feria del Libro en Madrid, en el parque del Retiro, con Almudena Mestre, Yolanda Brown e incluso el editor Pepo Paz al fondo. Otra curiosidad de esta foto es que Yolanda Brown está haciendo una tesis también sobre mi obra en la Universidad Autónoma de Madrid. Pensándolo bien no sé si hablaban sobre mí en la radio o un tipo que dice que soy yo se metió en esa foto y además en las hermosas palabras de Almudena en la radio).

lunes, 18 de junio de 2018

Qué mejor que reunirse con amigos para hacer literatura a favor de la paz.

Además en Vallecas, un sitio entrañable y peculiar, donde se juntaron tantos emigrantes tras la Guerra Civil y que hoy es un crisol de culturas, ahora con emigrantes extranjeros que buscan lo mismo que las personas de bien, la paz. Y cerca de la iglesia donde transcurre parte de mi novela "Entrevías mon amour".

Literatura, amistad y paz.

Esta también podría ser una "triada mágica", como diría Ortega, que nos ayudaría a todos a lograr un mundo mejor. Y, hablando de un mundo mejor, siempre me viene a la cabeza la música más libre, alegre, emocionante y solidaria de la historia:

https://www.youtube.com/watch?v=yCOiLQbGQy8

"La puerta".

Quizá un día él la cogiera a ella en brazos para cruzarla. Seguro que juntos vivieron una historia de amor. Cada día sonaba el reloj de la iglesia para ellos, como ha hecho ahora mismo.

¿Quiere un vaso de agua?, me dice una mujer con la sombra encorvada, aunque aún no ha salido el sol. Antes todos venían a beber agua de nuestro pozo. Era el más profundo de estas montañas, pero hace mucho que se ha secado. 

Me acerca un vaso vacío. Hago como que bebo y atravieso la puerta. Después de todo, como diría Nabokov, la forma de la cosa precede a la cosa.
 

viernes, 15 de junio de 2018

"Una reflexión sobre el poder".

Yo estaré siempre en contra del poder, del color que sea. Es la única forma que conozco de ser libre e independiente, y no deber favores a nadie. (A propósito de que Pozo Geles, una amiga sevillana, dijera el otro día por aquí que le recordaba a Thoreau).

El escritor y filósofo norteamericano Henry David Thoreau nació y murió en Massachusetts (1817-1862), y escribió "Walden" y "Desobediencia civil", y en la actualidad es un referente del medioambientalismo y de la libertad en todos sus aspectos. Sus obras influyeron en gente como Gandhi o Martin Luther King. A pesar de que él estuvo más influido por Rousseau, seguro que si ahora apareciera por aquí se pondría a leer, como estoy haciendo yo, "El señor de las moscas", del inglés William Golding, una novela que sigue la estela de Thomas Hobbes, llena de compañerismo, democracia y armonía, hasta que desemboca en disputas y celos por el poder. Estaría bien discutir con Thoreau las conexiones y discrepancias entre Hobbes y Rousseau, y, ya que explico matemáticas en clase y soy miembro de Greenpeace desde hace muchos años, le hablaría del matemático rumano Georgescu-Roegen y su aplicación a la vida real de la "ley de la entropía", algo que podría concretarse en la pérdida de la inocencia de los niños de la novela, lo que les lleva a sentir y observar temor, maldad, bondad, belleza, fealdad, etc., como si fueran adultos.

Mientras leo a Golding el sol sale perezosamente y el compositor suizo Robert Miles interpreta "Children", una música que escribió en recuerdo de los niños que murieron en la guerra de la antigua Yugoslavia:

https://www.youtube.com/watch?v=CC5ca6Hsb2Q

(La foto de Silvia López es del otro día con la artista Angela Guzmán, en el Gijón, mientras interpretaba el monólogo de Lady Macbeth, un personaje que ejemplifica la ambición y los deseos de poder. ¿De verdad se puede estar con el poder?)

jueves, 14 de junio de 2018

"Las pequeñas cosas de la vida".

Ya sé que el mundo está lleno de cosas importantísimas, como los cambios de ministros, de los seleccionadores de fútbol, de las reuniones en Singapur o esas operaciones financieras en lujosos despachos que cambiarán el rumbo de los mercados financieros. 

Pero también sé que la vida está llena de pequeñas cosas, insignificantes para muchos. Una de ellas es irse entre semana a Segovia, una de las ciudades más hermosas de España, a comer cordero en "Casa Cándido". Y terminar con un ponche segoviano, claro, aunque engorde. Luego toca subir despacio, muy despacio por la calle Real, echar un vistazo al lugar donde se proclamó reina a Isabel la Católica, tomarse un cortado en una terraza de la Plaza Mayor (¿cómo se puede vivir sin un cortado después de comer, mientras se charla de cualquier banalidad?), detenerse frente a la catedral, visitar la casa de Machado cuando vivió en esta ciudad como profesor de instituto, rodear el Alcázar que inspiró el palacio de "La bella durmiente" de Disney y pasear junto a la iglesia de la Fuencisla y su entorno de cuento medieval.

¿Quién dijo aquello de comer, beber (o era rezar) y amar?

A este post ya solo le falta música: https://www.youtube.com/watch?v=Y9BeD-lQeJ0

miércoles, 13 de junio de 2018

"En un mundo tan competitivo, a veces aparece la magia".

Vivimos en un mundo extremadamente competitivo, dominado por la ley de la oferta y la demanda, y donde se cobra por todo. Antes de hacer cualquier cosa, lo primero que se dice es "cuánto me vas a pagar" o "cuánto voy a llevarme con esta operación", ya sea laboral, financiera, artística o literaria. El arte y la literatura, por ejemplo, no se valoran por su calidad, sino por las ventas y la recaudación, aunque la mediocridad sea de dominio público, como ocurre con los "best sellers" y los premios. Esta competitividad lo único que hace es disminuir la autoestima de la gente y aumentar la riqueza y el bienestar de los psiquiatras y de los laboratorios que fabrican pastillas antiestrés y medicamentos parecidos.

Sin embargo, hay personas que hacen cosas por "amor al arte", como ocurrió ayer por la tarde con la actriz Ángela Guzmán en la tertulia del "Café Gijón".

Ángela nos regaló su tiempo y no nos pidió nada a cambio. Actuó de forma gratuita porque lo lleva en la sangre. Ahí están los monólogos de "Doña Rosita la Soltera", la Nora de "Casa de Muñecas", la mujer de "Macbeth", Doña Inés del "Tenorio" y la protagonista de "Ay, Carmela".

Hay personas que merecen la pena, y a mí me encanta encontrármelas por el camino. Además, tengo la sensación de que no necesitan pastillas ni psicólogos o meterse en un gimnasio para quererse.










martes, 12 de junio de 2018

Hoy tendremos a la actriz Ángela Guzmán en la tertulia del "Café Gijón".

En la tertulia de esta tarde en el "Café Gijón" tendremos como invitada a la actriz Ángela Guzmán, que nos hará una lectura dramatizada de un texto que ha preparado, especialmente, para la reunión.

Ella misma se define como "casi actriz, casi cantante, casi bailarina, casi clown, casi animal y casi persona, pero sobre todo mujer". Además durante un tiempo trabajó en el circo y tampoco le importa actuar en el Metro. La foto que he puesto de Ángela pertenece al "III Madrid Spoken Word" del año pasado.

Y como a ella le gusta mucho actuar y trabajar con los niños, con esa nariz roja de plástico que abre todas las puertas, esta música va por todos los niños que mueren sin casa, sin patria, a bordo de barcos sin destino. Por sus padres, muchos ex patriados y refugiados, que no saben dónde ir para que los quieran:

https://www.youtube.com/watch?v=NRTWLQ4nI6Q

(La tertulia será como siempre a las 18.30 h. en la cripta del café, Paseo de Recoletos 21 de Madrid).