martes, 18 de mayo de 2021

"Cortázar y Antonioni en la tertulia del Café Gijón"

La tertulia de esta tarde la dedicaremos a dialogar sobre uno de los cuentos más importantes y representativos de Cortázar, "Las babas del diablo", que forma parte de "Las armas secretas" (1959), junto al que da título al libro, "Cartas de mamá", "Los buenos servicios" y "El perseguidor" (un relato al que dedicamos una tertulia presencial a principios del año pasado en la cripta del Café Gijón y que es un antecedente de "Rayuela", uno de los libros de mi vida y que más habré regalado). A Michelangelo Antonioni le sirvió de argumento para su magnífica película "Blow up" (1966), un icono pop de su tiempo y que está considerada la mejor película sobre el sentido artístico de la fotografía, lo que nos permitirá hablar del cuento y la película.
 
Esta es la película completa:
 
Esto es el arte.
 



 

lunes, 17 de mayo de 2021

"Un viaje por Rumanía".

"Me recuerdas a un escritor al que admiro mucho, Panait Istrati, que solía llevar al lector de la mano en sus viajes literarios, y lo convertía en testigo de su vida. Justo, viajar contigo es como viajar con un "peregrino" del corazón". 

Me dijo ayer por aquí la escritora rumana Diana Kofszynsky. 

Panait Istrati nació en Braila, ciudad portuaria del Danubio, en 1884. Hijo natural de una lavandera rumana y un contrabandista griego, tan solo asistió a la escuela durante cuatro años y llevó a cabo todo tipo de trabajos para ganarse la vida. Su espíritu aventurero le llevó a viajar hasta Oriente Medio en 1906 sin dinero y pasaporte. El año 1921, tras instalarse en Francia, y desesperado por la tuberculosis, la pobreza y la muerte de su madre, intentó suicidarse. Lo hallaron agonizante con una carta dirigida al escritor Romain Rolland, quien le ayudaría a convertirse en el "Gorki de los Balcanes". Invitado en 1927 a la Unión Soviética, su crítica feroz a las colectivizaciones le costó el rechazo de los intelectuales franceses, por lo que decidió volver a Rumanía, donde murió en 1935. Sus obras más conocidas son "Kyra Kyralina" y "El tío Anghel" . Como señala Claudio Magris en "El Danubio", Panait Istrati es el poeta de la promiscuidad y de la ambivalencia de Oriente. 

Seguro que Istrati escucharía la música de Georg Enescu (Liveni, 1881-París, 1955), el más célebre compositor de Rumanía. Me tomo el primer café de esta mañana escuchando su "Rapsodia Rumana nº 1" en una espléndida versión de Antal Dorati y la Orquesta Sinfónica de Londres mientras aprovecho para darme una vuelta por el país de Diana buscando el parecido entre Istrati y yo. Está claro que me gusta que mis amigos me aporten nuevas ideas para la reflexión, además de decirme lo guapo que soy y lo bien que escribo:  

https://www.youtube.com/watch?v=DdgRjFSR_oM

 




 

domingo, 16 de mayo de 2021

¿Qué tenemos en común Harrison Ford y yo?

Aparentemente poca cosa. Aun así, ayer la escritora rumana Diana Kofszynsky, amiga virtual desde hace un año, a la que dediqué una entrada en mi blog en octubre de 2020 hablando de su estancia en nuestro país, así como de las creaciones de su bisabuelo paterno, el arquitecto real Ziegfried Kofszynsky, dijo que se me podía aplicar una de las canciones de Cole Porter, "You're the top" por las cosas que escribía. Hay una versión de esta canción que me gusta mucho, de Ella Fitzgerald, https://www.youtube.com/watch?v=qBua5jLQrHE. Esta canción pertenece a un musical que Cole Porter estrenó el año 1934, "Anything Goes", cuya historia gira en torno a las travesuras a bordo de un trasatlántico, que va de Nueva York a Londres, de Billy Crocker, un polizón enamorado de la rica heredera Hope Harcourt y que está casada. Se interpretan canciones como "Anything Goes", "You're the Top" y "I Get a Kick Out of You". Que yo sepa al menos se han hecho dos versiones para el cine. La canción que da título al musical se volvió a poner de moda cuando Steven Spielberg filmó la segunda película que dedicó a Indiana Jones con su templo maldito, interpretada por Kate Capshaw, que luego se convertiría en la mujer del propio Spielberg, https://www.youtube.com/watch?v=BjaLWWc-aPc. La película transcurre en la India y es de 1984, aunque no sale el Taj Mahal, que es el lugar donde yo leería muchos años después un libro sobre Borges -en la tercera foto-, junto al río Yamuna, que es el principal afluente del Ganges. Aún recuerdo cuando tuvimos que recorrer casi todas las tiendas de Santa Cruz de Tenerife para comprar al niño el caballo blanco de Indiana que aparecía "En busca del arca perdida" y que vimos por primera vez en un cine de verano de Port Bou (uno de mis lugares de este mundo), en la frontera de Gerona con Francia, que es donde acaba mi novela "Entrevías mon amour", ya que el padre del protagonista quiere dejar unas flores en la tumba de Machado, en Collioure. Este post solo puede terminar con esta música. Estoy seguro de que tanto Borges como Machado estarían de acuerdo:
 

sábado, 15 de mayo de 2021

"Escribir es como bailar con tu pareja".

"Si buscamos un motivo por el que la literatura ha de estar vigente en este siglo XXI, pienso que en "Poeta en Madrid" tenemos una respuesta". Son palabras de la poeta vasca Isabel Montero Garrido, pertenecientes a otra reseña de mi novela:
 
https://epifaniaenlaluna.com/2021/02/22/poeta-en-madrid/
 
Cada reseña me sirve, como es lógico, para reafirmar o refutar mi visión de lo que he escrito, ya que yo soy mi primer lector y el más estricto y exigente, algo en lo que estaría de acuerdo el filósofo austriaco Karl Popper (1902-1994), que tanto he leído y explicado a mis alumnos, así como el Círculo de Viena y la Escuela de Frankfurt. La relación positivista del escritor con su texto (racionalismo crítico) me recuerda una canción de Cole Porter que bailaron Fred Astaire y Ginger Rogers en una película, con la ausencia de justificación de los argumentos inductivos. Estos no son más que una ilusión óptica, un sesgo cognitivo, un mito originado en la teoría del conocimiento del empirismo clásico, según la cual el cerebro no sería más que un receptáculo que ordena la información que ingresa a través de los sentidos. Popper sostuvo justo lo opuesto, ya que el intelecto no es un mero instrumento pasivo que agrupa datos provenientes de los sentidos, sino que, por el contrario, es un conjunto de reacciones intelectuales con las que nos aproximamos a eso que denominamos realidad. 
 
Siempre he sabido que escribir es algo así como bailar con tu pareja mientras alguien rueda la película de tu vida:
 


 


 
 
 
 

viernes, 14 de mayo de 2021

"La noche se detiene", una novela conceptual.

Ayer fue jueves, anochecía y esperaba en el coche a que mi hijo saliera de su Facultad de Educación. Leía la última novela del escritor y librero Ovidio Parades (Oviedo, 1971), y mientras lo hacía escuchaba la canción de Tom Waits que atraviesa las páginas de la novela, "Looking For The Heart Of Saturday Night": 
 
 
"La noche se detiene" es una especie de crónica del desamor y de asunción de cierta derrota vital cuando estás llegando a los 50. Es lo que le ocurre a Julia, una licenciada en Historia que cuida por las noches de una mujer mayor que le pide que termine con su vida. Y esa noche el tiempo se detendrá para ella, se llenará de recuerdos y pensamientos, tragos de whisky e imágenes oníricas y reales. El texto está muy bien escrito, con suma y acertada sencillez, puesto al servicio de una historia contada en primera persona casi como un flujo de conciencia en ocasiones desgarrador y otras con forma de balada, como la de Waits en busca del corazón de un sábado por la noche, a pesar de que sea jueves, como sucedió ayer. Ya en casa busqué la portada original del disco de Waits, de 1974, y leí que es un homenaje a la portada del disco de Frank Sinatra de 1956 "In the Wee Small Hours". Los temas del álbum tratan asuntos relacionados con la soledad, la introspección, los amores perdidos, las relaciones amorosas fallidas, la depresión y la vida nocturna, y se le considera uno de los primeros discos conceptuales, un término que también podría aplicarse a la novela de Parades, ya que aborda esos mismos temas. 
 
Y me fui a la cama escuchando esta música y esta voz:
 
 



 

jueves, 13 de mayo de 2021

"El autobús de la playa".

"Le pregunté la hora a la salida de la biblioteca pública. Ella me miró y me dijo que no llevaba reloj, pero que podíamos caminar juntos hasta el parque.
 
Hacía una bonita tarde de mediados del mes de septiembre.
 
A principios de octubre quise llevarla a una playa lejana. Nos acercamos a la estación de autobuses hablando sin parar y perdimos el único que conducía a la playa; el problema es que no salía otro hasta un año después. Alargué el brazo al primer taxi que pasaba por allí y le pedí que siguiera al autobús y lo adelantara; así podríamos cogerlo más adelante. El taxista sonrió condescendiente, pero nos aseguró que habría más pasajeros a lo largo del trayecto. Le dijimos que no nos importaba. En los siguientes minutos varios hombres y mujeres subieron y bajaron del taxi. Hablamos con ellos, intentamos conocerlos y caerles bien. Como era previsible, el taxi adelantó al autobús y ella y yo lo esperamos en la siguiente parada. Poco después ocupamos los únicos asientos que quedaban libres. Sonreímos felices hasta que nos miramos a los ojos; de pronto nos habíamos convertido en dos ancianos.
 
No te preocupes, dijo ella convencida. Aunque no llevo reloj, sé que nuestro amor es eterno.
 
Y nos besamos al llegar al parque".
 
("Cuentos de los otros", 2017, Bartleby, p. 15).
 



 

miércoles, 12 de mayo de 2021

"Mi Poeta en Madrid otra vez en la radio".

El jueves pasado el escritor Andrés Pinar Godoy analizó la novela en Universo Literario Canal Radio, a partir del minuto 37.42, donde la denominó "novela total":

 
En estas fotografías se me ve con él en diciembre de 2019 cuando presenté su novela "El balcón del Palace" en la librería "La forja de las Letras", en la calle Cervantes, algo a lo que también alude en su intervención en la radio, así como a las tertulias del Gijón (ayer no pude estar, ya que tuve que impartir un máster). En las fotos se ve a mis amigos Almudena Mestre, Mari Carmen Bergado, Pepo Paz Saz y el codirector de la tertulia presencial del Café Gijón el arquitecto y pintor Santiago Martínez.