martes, 24 de abril de 2018

Sobre el futuro del libro.

Como nos parece interesante seguir hablando de libros, de los escritores, de las librerías y el papel de Internet, esta tarde la tertulia del Café Gijón se traslada a la Casa de Castilla-La Mancha en Madrid, para hablar sobre su futuro.

En ese lugar participaré en una mesa redonda, moderada por Almudena Mestre, con los escritores y profesores Eugenia Popeanga, Miguel Romero y Alfredo Villaverde. Entre otras cosas hablaremos del sentido de la lectura en estos tiempos, la formación de los lectores críticos, el incierto futuro de las librerías, las nuevas formas de consumo cultural, la visita de los escritores a las bibliotecas y los institutos y la necesaria concienciación de los jóvenes sobre la importancia de la lectura, las nuevas formas de ficción, el valor que está adquiriendo el hipertexto y las herramientas específicas que exige la lectura en la web.

Será a las 19 h. en la calle Paz 4, al lado de la Puerta del Sol.

(La foto es de ayer por la tarde en la Feria del Libro de Vallecas, con Juan Jose Moragrega y Miguel Martinez, donde me acerqué un rato porque me parece que hay que llevar el libro a todas partes. Y en los sitios más modestos también se lee).

23 de Abril, Día del Libro.

Un personaje de una de mis novelas, un adolescente ávido de aprender y leer, robaba libros en "La Casa del Libro" de la Gran Vía de Madrid porque no tenía dinero para comprarlos. A veces pienso en él. Si algún día me lo encuentro por la calle, espero que me reconozca entre la multitud y me diga que ya ha leído todo lo que quería leer y no necesita robar libros.

Mi día del libro particular está dedicado a las personas que me leen, a mí y a todos los escritores, que compran mis libros en las librerías o a través de Internet y comienzan un diálogo con mis personajes, con mis paisajes, con mi tiempo y mi espacio, y ese discurso "posmoderno" que pretendo que sea lo más actual posible. Luego me envían fotos de esos libros a través de las redes sociales, que se han convertido en esenciales en estos tiempos. Antes los lectores me escribían cartas o me llamaban por teléfono para comentar cosas, pero todo evoluciona, como tiene que ser. 

Las últimas fotos que he visto son de Teresa, Almudena, Azucena, Victoria, Marisol, María, Ángeles, Yolanda, Mercedes. 

Sois mis lectoras ideales.









"Black to black".

Amy Winehouse dio lo mejor de sí misma cuando la abandonó el amor de su vida. Ella sufrió por los dos y compuso una de las canciones más famosas del siglo XXI, incluso teniendo ya otro novio. Es curioso cómo a algunas personas les inspira más el desamor que el amor.

En realidad, ¿qué es el desamor? Es una pregunta que me he hecho a veces, partiendo de la idea de que, si ha habido verdadero amor, el desamor es una falacia. Esta mañana he vuelto a preguntármelo mientras me tomaba un café, las gotas de aceite se deslizaban por la rebanada de pan y escuchaba esta melancólica mezcla de jazz, pop y soul. Ella entierra el corazón de su hombre, tras morir cientos de veces y que él se haya ido con una antigua novia. Quizá sea indiferente cuantos "amores" aparezcan en la vida de las personas; el único que se recuerda es el de él o el de ella.

Es el poder del "soul", es decir, del alma.

Y su trascendencia.

https://www.youtube.com/watch?v=CceF6ilbf1A

"La gaviota".

Esta mañana me han despertado los pájaros. Me he acercado a la ventana y he visto pasar a una gaviota.

Ha sido como ver pasar toda la vida en un instante:

https://www.youtube.com/watch?v=acNNhIiGJz4

viernes, 20 de abril de 2018

¿Será que en España la cultura solo interesa a las mujeres?

Las estadísticas aseguran que las mujeres son las que leen, las que van al teatro y al cine, a los museos, a los conciertos, a las presentaciones de libros y a las conferencias.

La foto es tras la proyección de la película "El viaje a ninguna parte", de Fernando Fernán Gómez, en la Sala de Juntas del Campus de la Universidad Carlos III, en Colmenarejo, y tras un coloquio muy divertido donde hablamos de la forma y el fondo de la película, así como del presente, pasado y futuro de los "cómicos", que, por cierto, en la película van mucho al Café Gijón. Ya se habían ido casi todas las mujeres pertenecientes a la Asociación de Mayores de la Universidad presidida por Ana Fernández Rodríguez; también se acercó Nuria Cubero a ver la película. En cuanto a los hombres, en la foto salimos todos los que estuvimos y yo "obligado" porque era el que dirigía el coloquio.

Una buena amiga escritora siempre dice que los hombres a partir de cierta edad solo hablamos de nuestra madre, de nuestros dolores, de fútbol y de política. 

Y eso nos hace terriblemente aburridos.

jueves, 19 de abril de 2018

Seguimos caminando por la literatura.

Como nos expuso la escritora Marian Izaguirre en la tertulia del martes en el Café Gijón, en sus novelas hay tres ideas esenciales, las de ficción, verdad y realidad, aspectos que también se encuentran en su admirada Joyce Carol Oates, la escritora neoyorquina de la que estuvimos hablando un rato.

Sus novelas se articulan en torno a diferentes horizontes temporales, en busca del lado positivo de la vida y las personas, aunque nos encontremos en medio de una guerra o una posguerra. El análisis de esta estructura fue desarrollado durante buena parte de la charla.

De lo que no hablamos fue de cine y música, algo que nos gusta a los dos. Así que estas últimas piezas de piano de Brahms van por Marian. Es una de mis obras preferidas y la versión del pianista ruso Nikolái Luganski es de gran calidad:

https://www.youtube.com/watch?v=sPPDdEi3ano






miércoles, 18 de abril de 2018

"El viaje a ninguna parte".

Esta tarde volveré durante unas horas a la Carlos III (que es una de las universidades en las que he dado clase) para hablar de cine, en concreto de una de las mejores películas de Fernando Fernán Gómez. 

Como he dicho otras veces -incluso he escrito un cuento sobre ello-, no es fácil definir la Estética, al faltarle el respaldo de una Filosofía propia. Por eso me gusta estudiar sus diferentes facetas, la literatura, el arte, la música, el teatro y el cine. "El viaje a ninguna parte" primero fue un serial de radio, luego se convirtió en una novela y más tarde en una película y una obra de teatro. Fernán Gómez es uno de los representantes más destacados del mundo artístico en España y siempre es agradable analizarlo.

Seguramente, los sueños solo tengan que ser sueños y no convertirse en realidad, porque entonces perderían su magia, esa mezcla de imaginación y fantasía que llenan nuestro inconsciente, tanto indiviual como colectivo. Como la de ser actores de teatro que van de un pueblo a otro de Castilla para llevar la historia a la mente de la gente y, de paso, justificar su paso por esta vida. Don Quijote se encuentra en un momento determinado con una carreta donde van un bufón, un diablo, un esqueleto y un emperador. Es la compañía de Angulo el Malo. Otro personaje de Cervantes dice que los actores son necesarios como las flores y las alamedas.

Y así desde que inventamos el fuego e incluso el amor.

(La música de la película es de Pedro Iturralde. Como es un músico de jazz que he visto muchas veces en el "Café Central" y he escuchado en disco, la pongo por aquí:

https://www.youtube.com/watch?v=Yqn5BMxOV30)