jueves, 9 de junio de 2016

Casi parecemos dos escritores escapados del club de los poetas muertos.

Aun así me apetece poner esta foto por aquí, con Ángel García Galiano, uno de mis profesores que más admiro. Ángel me dio clase en la Complutense de Teoria de la Literatura y Lenguaje Literario I y II.

Nos hicimos amigos, ha venido varias veces a la tertulia para hablarnos de sus novelas (es narrador y poeta) y es de esos profesores verdaderamente seductores dentro de un aula, aunque él siempre contraataca y dice que el seductor soy yo.

Ayer acompañó a los jóvenes poetas que nos visitaron en la tertulia, ya que ha sido profesor de algunos de ellos, y a ambos nos apetecía hacernos una foto juntos, cosa que hizo a medio metro de distancia (no es una selfie, por favor) la también profesora de literatura Isabel González Gil.
A veces me refiero al sabor de la manzana que nos permite conseguir la literatura. Ángel es de esos profesores y escritores que conocen ese sabor.

(Por cierto "El club de los poetas muertos" es de esas películas con las que, no me importa confesar, se me saltaron dos o tres lágrimas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada