viernes, 16 de septiembre de 2016

¿Cuál es la línea que separa lo ético de lo inmoral?

"Los caballeros blancos" es una película belga de Joaquim Laffose estrenada en los cines Golem de Madrid el 19 de agosto y que ganó la Concha de Plata a la mejor dirección en el último festival de San Sebastián.

En su anterior película, "Perder la razón", Laffose analizó las relaciones de pareja, el aparente altruismo de la gente y la sutileza en las relaciones de dominación. Y ahora amplía su visión. "Los caballeros blancos" es una película sobre "héroes", que está en los antípodas de otros héroes como Batman, Ben Hur, señores con y sin anillos y cosas así.
 
Se basa en la actuación de la ONG “El Arca de Noé” que supuso un gran escándalo en Francia el año 2007. Su idea era sacar del Chad a 300 niños huérfanos víctimas de la Guerra Civil. Los miembros de la organización convencieron a varios jefes de poblados de que pretendían crear un orfanato durante 15 años en el que acoger a las víctimas de la guerra, encubriendo así su verdadero propósito, que no era otro que entregar a los niños en adopción a familias francesas y sacar dinero de ello.

La película es a veces de aventuras y otras casi documental. Tiene mucha calidad, tanto en la dirección como en los actores, el guión, la ambientación, etcétera. El problema es que será difícil verla en España, salvo en Madrid y algún sitio más.

Desde luego aborda un asunto esencial. Como dice el director "todos nos hemos encontrado a mucha gente con ganas de hacer el bien y no el mal, pero si las buenas intenciones bastaran, lo sabríamos".
Las preguntas que suscita se me quedaron grabadas en la mente hasta la hora de la cena y hoy me he levantado pensando en ello. ¿Es mejor salvar a huérfanos de una muerte segura de manera ilícita, que aceptar las normas y dejarlos a su suerte en el país? ¿Lograr el fin del bien justifica los medios? O dicho de otra forma, ¿cómo plantear la ayuda cuando las diferencias y los intereses entre quien socorre y es socorrido son abismales?"

La película no responde a esas preguntas, solo las plantea, por eso es excelente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada