sábado, 18 de febrero de 2017

En el avión.

Da igual la cantidad de veces que me suba a un avión.

La vida es ese instante mágico comprendido entre una bellísima analepsis y una no menos bella prolepsis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada