viernes, 24 de febrero de 2017

Para vivir una novela.

Para vivir una novela solo necesito un Café que me inspire (como el "Central" de Madrid, por ejemplo), un té sobre la mesa, que se escuche jazz (Davis o Coltrane) y haber leído todos los libros.

Luego, para escribirla, necesito muchos años y muchas vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada