lunes, 23 de enero de 2017

Con este señor me tomaría un café cualquier mañana con placer.

Además de hablar de cosas que nos interesan a los dos sobre derechos humanos, libertad, justicia, etcétera, seguro que también lo haríamos de literatura y, en concreto, de "La tierra baldía" de Eliot, una de sus obras preferidas.

En realidad, siempre procuro tomarme un café con las personas que han sentido la misma turbación que yo la primera vez que leí la mayor obra de la poesía escrita en el siglo XX.

Supongo que escribimos y leemos, entre otras cosas, para entendernos a nosotros, pero sobre todo para entender a los demás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada