domingo, 15 de enero de 2017

Había una vez un sueño de Europa.

Era la formación para la vida y el trabajo y la búsqueda de la integración de los que nacen aquí y los que nacen fuera.

También había un sueño que se llamó 20/20/20.

(La emisión de gases con efecto invernadero tendría que ser un 20% menor que en 1990, las energías renovables suponer un 20% y el consumo de energía reducirse otro 20%).

A veces, al amanecer y al atardecer, me pregunto por la esencia espiritual del Sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada