lunes, 9 de enero de 2017

Presentación de mi novela "La paz de febrero".

Mis amigos siempre usáis las palabras "generosidad", "elegancia" y "ternura" para referiros a mí, a lo que escribo, a la forma que tengo de contestar y esas cosas. 

Ayer también vi todo eso en vosotros.

Recuerdo cuando Joaquín Leguina comentó que prefería a un escritor piadoso que a otro despiadado. Y me incluyó entre los primeros.

Esa frase la dijo durante la presentación de mi novela "La paz de febrero", el año 2006, con Manuel Rico, en el palacete de la Casa de Galicia en Madrid que se encuentra junto al Museo del Prado, la Academia de la Lengua y la iglesia de los Jerónimos, donde se casaban los reyes en España y, por cierto, donde también me casé yo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada