domingo, 25 de diciembre de 2016

La niña del vestido azul.

"Con apenas diez años y unos profundos ojos azules, Bashira ha visto más destrucción de la que ningún niño nunca debería ser testigo. Para protegerse, ha creado un mundo de fantasía donde se ve dentro de un precioso vestido azul. Pero su madre mueve la cabeza de un lado al otro al explicarnos: “No hay vestido, ni hay nada. Destruyeron nuestra casa en un bombardeo y todo se quemó dentro. Mi hija hace como si todavía tuviera ese vestido azul y todos sus juguetes”.

(Save The Children).

Para que esta niña (si sigue viva) y todos los niños del mundo tengan hoy su vestido azul, sea cual fuere su creencia, la de sus padres y la de los países donde les ha tocado nacer.

"Libertad" e "infancia" quizá sean las dos palabras más hermosas que conozco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada